UN ACERCAMIENTO A LOS CONOCIMIENTOS DE LA SOCIEDAD CIVIL SOBRE EL TABAQUISMO

La Habana, Cuba 1 de julio del 2016. – En el Informe Técnico titulado ¨Percepción de los factores de riesgo del tabaquismo en la familia cubana¨ de los autores: Roberto Jiménez y Abel Hernández Muñoz , ambos miembros de la Sociedad Civil Cubana; el primero de ellos representante permanente de Juventud Activa Cuba Unida (JACU) y de la Red de Bibliotecas Independientes “Cabalgando Horizontes” (BI); mientras que Hernández líder del Movimiento Ecosocial “Protegiendo la Naturaleza y el entorno” (ProNaten), nos muestran que los resultados obtenidos de la aplicación de las encuestas inicial y final son los referentes a los datos personales de los encuestados que en este caso alcanzan una cifra de 270, pero en la razón de sexos la cifra se inclina a favor de los de sexo masculino. Respecto a los grupos etáreos se puede decir que son tres y la edad oscila en un rango que va desde los 10 hasta los 84 años, siendo las cifras más elevadas de encuestados las correspondiente a los 16 años.

 Si nos referimos a las tablas de datos primarios comprobamos que, en general, los encuestados del grupo etáreo adolescentes están más informados y manifiestan una mejor percepción acerca de los factores de riesgo del tabaquismo para la salud, que los jóvenes y más aún con respecto a los adultos. Éstos últimos son los que obtienen más resultados negativos, en primera porque no muestran interés por informarse sobre estos temas y en segunda por estar más permeados de los mitos, tabúes y creencias erróneas que les transmiten por vía oral sus ancestros y que sin lugar a dudas son los que circulan desde hace 500 años en el acervo cultural cubano. A ello se debe agregar otros tipos de infundios y desinformaciones que ya han recibido a través de la televisión, el cine y el video. Mediante películas donde los héroes reafirman su patrón estético fumándose un puro o un cigarrillo; a las que no tienen acceso los adolescentes, por su corta edad y estar limitada su entrada, a las salas de exhibición, hasta que no superan los 16 años.

La segunda encuesta (final), aplicada después de darles varias charlas a los encuestados, mediante lo talleres antitabáquicos, y mostrarles libros, láminas y videos, así como las ferias antitabáquicas, las actividades deportivas de la Campaña y de realizado el Concurso Infantil de Artes Plásticas contra el flagelo del tabaquismo; aportó resultados diferentes si se comparan con la primera, pues la mayoría abrumadora de los encuestados obtuvieron buenos resultados en sus respectivas encuestas, resultando excepcionales los casos erróneos

Si nos referimos a las tablas de datos primarios comprobamos que, en general, los encuestados que nos acompañaron en las múltiples actividades que giraron en torno a la Campaña Antitabáquica están más informados y manifiestan una mejor percepción acerca de los riesgos del tabaquismo para la salud que los de ciudadanos ajenos a nuestros afanes. A ello se debe agregar otros tipos de paradigmas, estereotipos, infundios y desinformaciones que ya han recibido a través de héroes de la televisión, el cine y el video.

Una vez aplicada la prueba estadística de McNemar a los datos obtenidos, para conocer si existen diferencias entre la primera y la segunda encuestas se observa que existen diferencias significativas entre ambas, lo que corrobora la deducción inicial de que al impartir conocimientos a los encuestados, sobre los riesgos del tabaquismo para la salud, ellos se apropian de esos nuevos conocimientos no adquiridos con anterioridad. La falta de una cultura sobre factores de riesgo del tabaquismo para la salud genera respuestas negativas en la familia cubana, que pueden atenuarse mediante acciones concretas de educación para la salud por las vías no formales.

 Según el señor Roberto Jiménez ¨… esta campaña ha significado un considerable aporte a la educación para la salud de la familia cubana en las tres ciudades seleccionadas: Pinar del Río, Sancti Spíritus y Holguín; donde mediante múltiples actividades como talleres, concentraciones, concursos, actividades recreativas, acciones divulgativas y ferias se ha logrado llegar a diversos públicos meta que alcanzan una cifra de alrededor de 673 ciudadanos. Actividades que fueron recibidas con gran beneplácito por los integrantes de la familia cubana, mediante nuestra investigación comprobamos nuestra hipótesis y demostramos el incuestionable impacto de la Campaña, que consideramos meritorio extender a otras ciudades de la Isla…¨

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s